Saltar al contenido.

Ocho muertos han dejado obras de CAPUFE en la comunidad de El Rincón, Chilpancingo

*** Ninguna autoridad ha atendido el problema

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.- Una serie de obras realizadas por la dependencia federal de Caminos y Puentes Federales (CAPUFE), han provocado el asolvamiento de la presa “Fernando Galicia” en el poblado del Rincón, municipio de Chilpancingo, y han causado la muerte de al menos ocho personas y cientos de animales.

La dependencia, encargada del mantenimiento de la Autopista del Sol que atraviesa los pueblos del Valle del Ocotito, realizó varias obras en lo que es el ejido del Rincón, tras el paso de los fenómenos meteorológicos, como estabilización de taludes, retiro de escombros y reparación de túneles.

En el kilómetro 300, la autopista sufrió graves daños, grandes bloques del cerro se desgajaron y mantuvieron bloqueada esta vía por al menos dos meses, por lo que el Gobierno Federal realizó acciones emergentes, retirando el escombro a toda prisa y “sin medir las consecuencias” relató el Comisario Municipal, Alferd Sánchez de Dios.

Con las siguientes lluvias, este escombro se deslizó por las barrancas en grandes cantidades que fueron a parar a la presa “Fernando Galicia”, al principio, los pobladores no se dieron cuenta del daño que se estaba ocasionando no solo a la presa, sino al medio ambiente también.

Sin embargo, meses después, las consecuencias empezaron a surgir, a medida que descendía el nivel de la presa, fueron quedando en la orilla toneladas de lodo, reduciendo hasta en un cuarenta por ciento la cantidad de agua que normalmente se almacenaba en dicho cuerpo de agua.

Meses después cuando se retiraron las lluvias, también se percataron de que el escombro retirado de la carretera federal de cuota, había cubierto varias hectáreas de árboles, y la zona donde se encontraba un manantial que abastecía de agua potable a esta comunidad.

De manera inmediata notificaron a CAPUFE y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que repararan el daño y frenaran las obras que continuaron hasta después de un año de pasadas las tormentas, pero no tuvieron respuesta.

Al ser ignorados, acudieron primero ante el municipio, que en ese entonces administraba, Mario Moreno Arcos, ante el Gobierno del Estado, que encabezaba Ángel Aguirre Rivero, y posteriormente con Rogelio Ortega Martínez, sin que nadie hiciera caso a las demandas.

Los daños en este lago artificial son evidentes, y los pobladores amagan con paralizar la carretera federal y la Autopista del Sol, hasta que el Gobierno del Estado y Federal tomen cartas en el asunto, además cuentan con el apoyo de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y de la Policía Comunitaria de esta región.

La situación se agravó rápidamente, decenas de cabezas de ganado, al bajar a tomar agua quedaban varadas en los lodazales, animales de carga como caballos, y eran hallados muertos en las riveras de la presa.

El problema siguió creciendo, durante mucho tiempo la presa también había sido usada como balneario, y atraía visitantes de todo el Valle en temporadas de calor.

En el lugar se han perdido varias vidas humanas, al menos ocho, en un lapso de dos años, que al meterse a nadar quedaban atrapados en el fango; la última víctima fue hace menos de ocho meses, y se trató de una joven de 19 años originaria del poblado de Cajeles.

“Esto no es de ahorita, todas las dependencias estatales y federales tienen conocimiento, CAPUFE, SCT, SEMARNAT, pero ninguna autoridad se ha acercado a dialogar con nosotros” señaló.

Entrevistado en la comunidad, el comisario municipal, dio a conocer que ya se han interpuesto las demandas correspondientes en contra de quienes resulten responsables, ante la Procuraduría General de la República (PGR), Fiscalía General del Estado (FGE) y la Procuraduría del Medio Ambiente.

La comunidad ya se organiza para presionar a las autoridades, y las acciones van encaminadas a tomar la carretera federal México Acapulco y la misma Autopista del Sol.

Esta presa además provee de agua para riego a los cuatro pueblos del Valle del Ocotito, beneficiando a alrededor de 25 mil habitantes, para el cultivo de maíz principalmente, pero pronto el agua ya no será suficiente, por la pérdida en su capacidad de almacenamiento.

Actualmente un 60 por ciento de la presa está ensolvado, por lo que en menos de 5 años, la presa se perdería por completo “ya hicieron mediciones, estudios, pronto ya no vamos a tener agua, vamos a tener campos de futbol ahí”. (Agencia Periodística de Investigación)

image

image

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: