Saltar al contenido.

Anciano denuncia intento de despojo por parte de sus hijas, en Chilpancingo  

10559139_1029240820452138_1781604796_nJesús Bello/API

Chilpancingo, Gro.- El señor Urbano Chavelas Hernández denunció un intento de despojo por parte de 5 de sus hijas que han presentado ante la autoridad documentos falsos, para quedarse con su casa.

El anciano de 71 años de edad, acudió con dos de sus 7 hijos a las oficinas de la delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), para denunciar los abusos que sus hijas están cometiendo en su contra.

Don Urbano es un barrendero al servicio del Ayuntamiento Municipal, persona analfabeta y sin oportunidad de defender sus bienes ante los órganos legales por cuenta propia, porque además, es de escasos recursos.

En la conferencia de prensa que ofreció, denunció que ante su incapacidad para leer fue víctima de abusos por parte de sus propias hijas, que le hicieron firmar un contrato con engaños, supuestamente para rentar un cuarto dentro de su vivienda y poder facturar.

El anciano accedió a plasmar su huella en el documento que describe como “un libro muy grueso”, y aseguró, en voz de sus dos hijos que le ayudan para que mantenga sus pertenencias, que fue el único documento que firmó.

El resto de los hijos han presentado un supuesto contrato de compra-venta ante las instancias legales, con el que reclaman la propiedad. El documento está fechado el 4 de mayo, realizado en Malinaltepec.

Sin embargo, el quejoso aseguró que no ha ido a ese lugar, además, en una averiguación previa consta que ese día el señor se presentó a trabajar como normalmente lo hace ese día.

Los hijos que pretenden despojarlo del domicilio son: Ana Lilia, Paula, Victorina, Juana y Marina, todas de apellido Chavelas Vidal, así como Cresenciano Díaz Medina, jefe de Ana Lilia Chavelas Vidal; Daniel Cornelio Nava, amigo de Cresenciano y, Obidio Calderón Niño, Juez Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial y Notarial de la Montaña.

El domicilio en disputa está ubicado en la calle Petatlán de la colonia San Rafael Norte, en Chilpancingo.

“Es hasta ilógico pues mis hermanas, con sus cómplices, fecharon el contrato falso de compra-venta con fecha de 4 de mayo y las escrituras falsas con fecha de 30 de abril del año pasado”, indicó uno de los dos hijos que lo apoyan, afirmando que hay actas oficiales con las que se confirma que su padre trabajó en esas ocasiones.

El afectado lamentó que sus propias hijas estén atentando de esta manera e hizo un llamado a los tres niveles de gobierno para que lo ayuden. (Agencia Periodística de Investigación)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: