Saltar al contenido.

A un año y ocho meses, desplazados de Tierra Caliente no han sido reubicados

Desplazados albergados en el INDEG (6)Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.- 23 de 37 familias que huyeron de los poblados de Santa Bárbara y El Barroso, en la parte serrana del municipio de San Miguel Totolapan, por amenazas del crimen organizado, hace un año y ocho meses, siguen en espera de un proyecto de reubicación, tras el paso de tres administraciones estatales.

A mediados del 2014, 37 familias, llegaron a las escalinatas del Palacio de Gobierno, con bolsas de ropa y otras pertenencias, huyendo de la ola de violencia en sus comunidades, donde no que donde no quedó ningún habitante, y hasta la fecha no han regresado y según refieren, no regresarán.

El gobierno, en aquel entonces encabezado por Ángel Aguirre Rivero, los instaló en un salón de fiestas y los mantuvo en ese sitio hasta el fin de su administración, seis meses después, cuando tuvo que dejar el cargo, tras el caso Ayotzinapa y la desaparición de los 43 estudiantes.

La promesa de dotarlos de un terreno para que reiniciaran sus vidas se quedó en el aire, compromiso que retomó el gobierno interino de Rogelio Ortega, pero concluyó un año después y no se concretó.

Al gobierno del Estado ha llegado una tercera administración, que encabeza Héctor Astudillo Flores, pero tras casi tres meses no había recibido a los desplazados.

14 familias, se desesperaron y decidieron irse a otros lugares en busca de mejores oportunidades, tras casi dos años de vivir hacinados en un salón de fiestas; el grupo restante, permaneció en ese sitio y posteriormente fueron movidos a un hotel, que por seguridad, no se ha revelado su ubicación.

Sin embargo, el comisario de la comunidad de Santa María Sur, Eduardo Macedo, señala que a pesar de los apoyos recibidos por el Gobierno del Estado, como despensas y el pago de la renta, no han podido rehacer sus vidas, situación que está golpeando el estado de ánimo de las familias desplazadas.

Fue hasta el mes de enero, cuando fueron recibidos por el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, quien se comprometió a continuar con el proyecto de reubicación, y dotarlos de un terreno un casa, aquí mismo, en la ciudad de Chilpancingo.

Originalmente, los desplazados habían pedido una reubicación, para constituirse como comunidad, y tener tierras para sembrar y criar animales, sin embargo ante la dilación de las autoridades y la falta de avance, pues se conformarán con un terreno donde vivir.

“Queremos un lugar donde vivir, no podemos estar viviendo siempre en un hotel, seguimos siendo desplazados, para que ya el gobierno se descargue de nosotros, nada más eso pedimos, ser reubicados”, pidió.

Regresar no es una de sus opciones, pues tienen conocimiento que los enfrentamientos entre grupos de la delincuencia continúan, además de que en los pueblos ya no queda nadie. (Agencia Periodística de Investigación)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: