Saltar al contenido.

Reyes Magos no llegaron con los niños damnificados en Chilpancingo

*** Los pequeños de la “Héroes de Guerrero” que permanecen junto a sus familias en un albergue, pasaron frío y se conforman con tener vestidos y comida   

Jesús Bello/API

Chilpancingo, Gro.- Al despertar, ningún regalo de los Reyes Magos estaba ante ellos. Los niños damnificados por deslizamiento de tierra en la colonia Héroes de Guerrero, se tuvieron que conformar con tener ropa para vestir y un poco de alimentos.

A ellos (decenas de niños), el año pasado su vida cambió totalmente; se quedaron sin casa. Hoy viven en un refugio que les preparó de forma improvisada el Gobierno Municipal, donde no cuentan con las condiciones necesarias de una vida digna.

En todo el mundo, millones de niños disfrutaron este día como ningún otro. Las sonrisas dibujadas en sus rostros satisfacían a los reyes magos que hicieron el esfuerzo por tener un obsequio para los pequeños de los hogares. En este albergue, las sonrisas fueron pocas y las decepciones muchas. Los infantes despertaron y no encontraron su regalo, como lo esperaban. Los “Reyes Magos” no llegaron a su improvisado hogar.

Los habitantes de la colonia Héroes de Guerrero, el año pasado se vieron afectados por el deslizamiento de tierra en el cerro donde estaban asentados y, varias familias perdieron sus casas. Así, se vieron obligados a instalarse de manera provisional en un albergue en esta misma colonia (en la misma zona de riesgo), a tan solo unas cuadras del lugar afectado.

En este sitio, los afectados apenas tienen calzado y ropa que ponerse. En su mayoría, las familias son de bajos recursos y tras la pérdida de sus viviendas han estado comiendo a base de granos y vegetales, situación que no era muy diferente a antes de su desgracia, pero al menos en aquellos tiempos tenían un hogar.

Doña Felipa baña a su hijo en un lavadero. Le quita toda la ropa y ante los ojos de todos empieza a echarle “jicarazos” de agua. Aquel pequeño al que le dan los rayos del sol, se queja un poco pero aguanta el líquido helado que corre en su cuerpo, así como la corriente de aire fría.

A simple vista, el pequeño niño no está teniendo los cuidados adecuados. Antes de su baño estaba totalmente sucio. Parece como si hubiese jugado con tierra y lodo minutos antes. Doña Felipa aclara que no tiene un centavo y ahora tampoco una casa, y cree que por eso los Reyes Magos no trajeron un obsequio a su pequeñito.

En esa zona de la ciudad se registran temperaturas frías y los infantes pueden fácilmente acarrear alguna enfermedad de las vías respiratorias por esta calidad de vida.

En el sitio, dos mujeres adolescentes de esta misma familia exclamaron de manera sarcástica que su día de reyes estaba siendo “espectacular”, refiriendo que no habían recibido regalo alguno, aunque ellos, ni siquiera mantenían la ilusión.

Entre sus palabras, las jóvenes aceptaron que no es un día “como lo esperaban”, pues en lugar de tener aunque sea un humilde regalo para su hermanito, solo hay abandono y carencia, así como olvido de las autoridades.

Resignada, la señora Felipa trata de salir adelante en estas condiciones, a lado de otras familias que corrieron con la misma suerte hace unos meses cuando sus viviendas fueron atravesadas por una enorme grieta entre los suelos. (Agencia Periodística de Investigación)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: