Saltar al contenido.

Xaltianguis da último adiós al fundador de su Policía Comunitaria; Iguala estuvo presente

*** “Lo mataron porque se atrevió a hablar, a exigir justicia”; advierte su hermano

*** “El camino para la búsqueda de justicia es muy largo y tiene un costo muy alto. Quienes se atreven a buscar justicia tienen que pagar”; lamenta sacerdote en la misa de cuerpo presente 

Miranda/API

Xaltianguis, Gro.- “Lo mataron porque se atrevió a hablar, se atrevió a exigir justicia. Eso le costó la vida pero no podía ser diferente porque él no podía quedarse callado. Siempre protestó”. Con éstas palabras, familiares, amigos y compañeros, despidieron a Miguel Ángel Jiménez Blanco en el panteón de Xaltianguis, donde fue sepultado.

En derredor había lamentos, lágrimas y evidentes signos de impotencia. El pueblo de Xaltianguis despidió al fundador de su Policía Comunitaria, pero también al hombre que se atrevió a cruzar fronteras y penetrar en la zona más convulsionada del Estado, en uno de los tiempos más conflictivos e inseguros.

En Iguala también le recuerdan y, prueba de ellos es que a su funeral, llegaron algunos a los que enseñó a luchar en tierra de narcos, en tierra de fosas clandestinas.

El crimen…

El fundador de la Policía Comunitaria de Xaltianguis, Miguel Ángel Jiménez Blanco fue asesinado el pasado sábado 08 de agosto. Como miembro de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), coordinaba los trabajos de búsqueda de los 43 normalistas en la ciudad de Iguala.

Los hechos ocurrieron después de las 17:00 horas, cuando Jiménez Blanco conducía un automóvil, al parecer del servicio público con número económico 1115.

Estando en las inmediaciones del poblado de Xaltianguis, municipio de Acapulco, el líder comunitario que era una de las cabezas de UPOEG y de los hombres más cercanos a Bruno Plácido Valerio, máximo líder de la Unión de Pueblos, fue atacado a balazos por un sujeto hasta el momento desconocido, que habría utilizado un arma calibre 9 milímetros.

El líder de dicha organización, Bruno Plácido y el Secretario General de Gobierno del Estado de Guerrero, David Cienfuegos Salgado, confirmaron el asesinato el mismo sábado pero, ninguno de los dos detallaron al respecto.

En su cuenta de Facebook, Miguel Jiménez recibió entre la noche del sábado y la jornada de este domingo, un sinfín de mensajes alusivos a su muerte. Todos reconocían la labor del luchador social, por haber buscado seguridad para los pueblos convulsionados por la inseguridad.

¿Quién era Migue?    

Miguel Jiménez o “Migue”, como se le conocía, fue fundador de la Policía Comunitaria de Xaltianguis en 2013, luego de que los pobladores se hartaron de ser víctimas de robos, secuestros y otros ilícitos cometidos por la delincuencia organizada.  Las desapariciones forzadas y asesinatos a cualquier hora del día, abundaban.

Sin embargo, respaldados por el sistema de justicia comunitario de la UPOEG y, encabezados por Miguel Ángel Jiménez, los ciudadanos de Xaltianguis tomaron las armas y desterraron a los grupos de crimen organizado. En el movimiento había muchas mujeres.

En 2014, luego de que fueron asesinadas 6 personas y desaparecidos 43 estudiantes de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala, Jiménez Blanco encabezó una operación de búsqueda de 17 de los 43 jóvenes “levantados”, porque éstos eran hijos de miembros de la UPOEG.

Pero en Iguala, el líder comunitario aclaró que la búsqueda era de los 43 estudiantes, motivo por el cual “peinó” los cerros al noroeste de Iguala, donde han sido encontradas decenas de fosas clandestinas y restos humanos.

Miguel se convirtió en aliado de la lucha del comité ciudadano de “Los Otros Desaparecidos de Iguala”, donde se aglutinaron más de 500 familias que buscaban a algún familiar desaparecido entre 2008 hasta principios de 2015. El policía comunitario, desarmado, penetró en las zonas más difíciles de Iguala y sus alrededores, como Cocula. Todos, lugares donde el crimen organizado opera impunemente y entierra clandestinamente a sus víctimas.

Enseñó a los miembros de “Los Otros Desaparecidos” a rastrear fosas clandestinas e intentó formar un movimiento armado para defender a la ciudadanía del narco, sin embargo, la gente del comité se negó al aclarar que solo pretendían encontrar a sus familiares desaparecidos, no enfrentarse a los victimarios.

Después de esto Jiménez se alejó por algunos meses de Iguala, pero hace algunas semanas regresó con la intención de seguir la búsqueda de los 43 jóvenes desaparecidos y seguir ayudando a la gente que tiene familiares desaparecidos en esa ciudad.

Durante su estancia en Iguala, el luchador social advirtió que fue víctima en varias ocasiones de amenazas de muerte, sin embargo, no frenó su lucha con la intención de encontrar a los normalistas o gente desaparecida en esa misma ciudad.

Miguel Jiménez dijo varias veces frente al comité de Los Otros Desaparecidos que se decidió a tomar las armas porque su misma familia fue atacada en distintas ocasiones por el crimen organizado que operaba en Xaltianguis, y debido a la inoperancia o colusión de las autoridades de los tres niveles de gobierno, con el narco.

En Iguala repitió ante reporteros, una y otra vez, que no le temía a la muerte. Aseguraba que prefería seguir en la lucha social, que mantenerse en silencio, arrodillado a los delincuentes.

La despedida…

Los familiares del policía comunitario no permitieron que los restos fueran trasladados el servicio médico forense el sábado, por lo que de inmediatamente lo trasladaron a su domicilio donde ellos mismos lo prepararon de acuerdo a sus usos y costumbres, para velarlo.

Durante la noche y madrugada del sábado y domingo, sus familiares, amigos y compañeros velaron el cadáver y rezaron por el eterno descanso de su alma. No solo lloró su familia, sino todos los que llegaron ahí, que aprendieron a luchar gracias a Miguel Ángel.

A las 4:00 de la tarde se ofreció una misa de cuerpo presente en la Iglesia del pueblo. Ahí, el sacerdote lamentó: “el camino para la búsqueda de justicia es muy largo y tiene un costo muy alto. Quienes se atreven a buscar justicia tienen que pagar, y no cualquiera se atreve a hacerlo”.

Una hora después, los restos de “Migue” fueron trasladados al panteón donde más de 200 personas le dieron el último adiós. Lo despidieron como se despide a los pobres; sin hipocresías ni derroche de dinero, solo se reconoció la labor que en vida hizo.

Entre bandas de chile frito y una lluvia de aplausos, decenas de personas lloraron frente al policía ciudadano que llevó seguridad a Xaltianguis, y esperanzas a Iguala. En Cocula, también hizo tambalear a los grupos de crimen organizado. Cuando su caja era introducida a la fosa séptica, todos corearon la canción titulada “Amigo”.

“Tú eres mi hermano del alma realmente el amigo, que en todo camino y jornada está siempre conmigo. Aunque eres un hombre aún tienes un alma de niño, aquel que me da su amistad, su respeto y cariño…”; cantaban todos.

Pero se estremecían cuando sonaba la siguiente estrofa: “…recuerdo que juntos pasamos muy duros momentos, y tú no cambiaste por fuertes que fueran los vientos. Es tú corazón una casa de puertas abiertas, tú eres realmente el más cierto en horas inciertas”.

Al lugar no llegó el máximo líder de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, pero una comandanta de la Policía Ciudadana en Xaltianguis, recordó a Miguel como un héroe. Destacó que en sus inicios, la Comunitaria fue comandada por Jiménez Blanco, y el tiempo que estuvo al frente, antes de irse a Iguala, jamás hubo ejecuciones en el pueblo.

Todos se refirieron a Migue como “su amigo”, y lamentaban que este domingo sería la última despedida.

Su hermano, Fermín Jiménez Blanco advirtió que Miguel fue asesinado por su lucha incansable para encontrar la justicia y la paz. ““Lo mataron porque se atrevió a hablar, se atrevió a exigir justicia. Eso le costó la vida pero no podía ser diferente porque él no podía quedarse callado. Siempre protestó”, dijo. (Agencia Periodística de Investigación)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: